Atrapados entre lo Urgente y lo Importante – Marichuy Presidenta.

Posted on 25 noviembre, 2017

0


tiempo_de_soledad

La carrera presidencial electoral ha comenzado en México y por primera vez en la historia, se abre la posibilidad legal de que candidatos que no estén cobijados por un partido político puedan contender en las boletas electorales. Muchos han alzado la mano, la mayoría desde plataformas de derecha y ultra-derecha que analizaré aquí en su momento. La única que intenta contender desde una plataforma con diferente brújula es una mujer indígena nahua de Jalisco, María de Jesús Patricio Ramírez conocida como Marichuy.

Casi nadie en el país ha entendido de qué se trata el andar de Marichuy y desgraciadamente, en los sectores de izquierda es donde menos se ha entendido. Resumidamente Querido Lector, la intención de Marichuy es darle luz a las resistencias indígenas en México que se oponen al despojo y a la violencia de los sectores más voraces del capitalismo salvaje, el ilegal y el legal, y poner un espejo en el rostro de todos, aterrorizarnos con la apatía y racismo que veamos, y obligarnos a preguntarnos quiénes somos.

Ahora, que si tiene unos minutos más, me puede acompañar a preguntarle a la historia quién es Marichuy, o mejor dicho, quienes SON Marichuy.

En resistencia y en gobierno.

Los pueblos originales de México están siendo acosados por los despojadores profesionales, esos hijos bastardos del capitalismo salvaje: mineras, talamontes, narcotraficantes, narcoagroindustriales. Todos quieren los territorios de los indígenas y los toman a la fuerza.

cheran_defensa_municipal

En resistencia y en gobierno los pueblos indígenas de México se protegen de la violencia y el despojo. Fuerzas de defensa comunitarias de Cherán en Michoacán.

Masacres en la sierra Tarahumara porque los narcotraficantes quieren las tierras de los indios para sembrar mariguana y amapola, los cultivos ilegales más redituables de la modernidad. Terror en la sierra P’hurépecha porque los talamontes requieren satisfacer la voraz demanda de madera fina guardada en los bosques de los indios y los narcoagroindustriales quieren claros para resembrar con aguacate, su lavadero favorito de dinero. Despojo de extensiones gigantescas del desierto del norte pues las mineras canadienses necesitan dinamitar millones de toneladas de roca para extraer oro de los territorios Huicholes.

Y así, con todas las naciones y tribus originales, que de por sí ya estaban arrojadas a tierras que nadie quería antes, ahora ya no tienen a donde ir que no sea una ciudad a vender su trabajo de mano de obra barata en las casas, campos y fábricas de los ricos, como en los días tenebrosos de Don Porfirio Díaz. El capitalismo salvaje nacional e internacional, legal e ilegal, le ha encontrado utilidad a los territorios indígenas y los indios estorban.

Pero los integrantes de los pueblos originales no aceptan su nuevo destino y resisten. Todos se han organizado, y en diferentes grados han salido a defenderse. Algunos apoyándose de abogados honestos y otros, empuñando armas en la mano y arriesgando la vida y a ser tratados de ilegales por el Estado Mexicano. Se han hecho gobierno en sus comunidades, a veces reconocidos como los de Cherán en Michoacán, a veces con gobiernos autónomos no reconocidos como los mayas zapatistas en Chiapas, a veces brutalmente masacrados como los nahuas de las sierras de Guerrero y de las costas de Michoacán. Pero son gobiernos con base constitucional en las reformas impulsadas por unos indios que se hacen llamar el CNI, allá en el lejano año 2001.

El Congreso Nacional Indígena.

Al ver que el gobierno indígena es bueno, muchos otros pueblos aprenden y desean ser como esos casos de éxito y se congregan desde 1996 en el Congreso Nacional Indígena. El CNI es una organización sombrilla de intercambio de experiencias y acompañamiento que agrupa a representantes de todas las naciones indígenas de México.

Lenta pero constantemente, el CNI se ha ido forjando una identidad y objetivos en estas dos décadas. A cada edición de congregación fueron aprendiendo de entre ellos. Primero se unieron para observarse, después para organizarse y preguntar al pueblo de México si todavía se acordaba de la sangre original. Al ver que sí, decidieron hacerse ley y constitución al lograr que se reconociera -de forma imperfecta y parcial- la autonomía indígena. Después, se comprometieron a llevar esta forma de autogobierno a todos los rincones indígenas de México. Ahora, ante la descomposición acelerada de la sociedad por el crimen organizado y el despojo masivo, deciden compartir sus formas y modos no sólo entre todos los pueblos indígenas, sino también al general de la población. ¿Sabremos escuchar?

marichuy_CNI_2017

Marichuy (de pie) es mandatada por el Congreso Nacional indígena como vocera y candidata independiente a la Presidencia de México. Es la hora de los pueblos.

Ante este escenario de muerte y destrucción, el CNI decide intentar subir peldaños en la forma de hacer gobierno y lanza una candidatura independiente a la presidencia nacional. Esta candidatura es de consenso entre todas las naciones indígenas de México representadas por el CNI, y la persona que aglutina la actividad es Marichuy. Es ella, la herbolaria, pero no habla por ella, habla por los integrantes del CNI. Es una, aquella niña que vendía semillas en la calle, pero cuando camina, es muchos.

Esto es sumamente extraño en un país entrenado por siglos a seguir liderazgos carismáticos nacionalistas y por creer que el indio es un niño indefenso, incapaz de articular. El mexicano mestizo no puede creer que haya quien sea capaz de representar y no suplantar. Y peor aún, que en vez de ordenar, ¡pregunte!. Y por ello, las cejas se levantan y el sospechosísimo (Zedillo dixit) ronda. En especial y paradójicamente, en los círculos de la izquierda institucional.

Historia de un barranco

Y esto es lo más triste de la historia. Esta izquierda institucional que se levantó de las cenizas de la guerra sucia, que se alió con el ala nacionalista escindida del Partido Revolucionario Institucional (evento tratado extensamente en este otro post), la que logró con sangre de sus militantes normalizar un orden democrático electoral mínimo, es paradójicamente la más agresiva a Marichuy.

La derecha y ultra-derecha no se preocupan por Marichuy al momento, esperan pacientemente que el racismo e indiferencia de los mexicanos mestizos la entierre. Y si no, ya tiene sus métodos probados de ganar elecciones que van desde el macro-asesinato político hasta la compra masiva del voto. Es la izquierda institucional la que ve aterrada a Marichuy y no los culpo, yo he votado por esta izquierda (que insisto, no es izquierda, es un nacionalismo social) durante toda mi vida adulta, conozco sus victorias y sus derrotas.

cardenas_marcos_1994

Cárdenas y Marcos se dan la mano en el primer encuentro entre los nacionalistas y la izquierda indígena en el lejano 1994. Todos los dirigentes de los nacionalistas desecharon las advertencias de los indios sobre la corrosión del PRD y lo tomaron como ataques personales. La historia le ha dado la razón al EZLN.

El barranco que hay entre la izquierda abiertamente anticapitalista e indígena encarnada por Marichuy y la izquierda institucional (insisto, nacionalismo social), se abrió hace 20 años y cada vez se ha hecho mas grande.

Cuando el ejército indígena del EZLN se levantó en armas en 1994 contra el NeoLiberalismo, el militante de base del nacionalismo social (en aquellos años representado por el Partido de la Revolución Democrática) se volcó a proteger al indio y a simpatizar con su causa. El caudillo de aquella corriente, Cuauhtémoc Cárdenas, viajó a la Selva Lacandona y se entendió bien con el EZLN, pero a su regreso a la capital, fue aconsejado por el conservadurismo nacionalista que asociarse con indios armados sería malo ante el gran electorado y Cárdenas se fue alejando discretamente del EZLN e ignorando al CNI (donde el EZLN es la facción más numerosa y exitosa). Este alejamiento de nada sirvió a Cárdenas, después de haber ganado las elecciones en 1988 y su triunfo arrebatado con sangre y fuego por el PRI, su candidatura en 1994 falló estrepitosamente al ser opacada por el macro-asesinato de Luis Donaldo Colosio. En el 2000, el distanciamiento tampoco redituó a Cárdenas ni al PRD, nuevamente fue opacado por un ultraderechista carismático y mediático, el infame Vicente Fox.

El sucesor de Cárdenas en el caudillaje del PRD fue Andrés Manuel López Obrador que tomó una actitud sumamente pragmática ante las elecciones. Su apuesta fue (y es) ser un gobernante eficiente, no tocar temas escabrosos, ser monedita de oro para caerle bien a todos, rodearse de arrepentidos del régimen criminal del PRI y de las bandas que lideran. Los dirigentes estatales del PRD emularon mal a Obrador, y en el sureste mexicano, se asociaron con gente en un espectro que va de los deshonestos hasta aquellos con tendencias sicópatas. Si bien no se ha demostrado que Obrador haya estado involucrado en la absorción de grupos paramilitares anti-CNI y anti-EZLN, y posteriormente de narcotraficantes en el PRD, si está claro que él y sus operadores actuaron lejos de los reflectores y con lentitud burocrática en neutralizarlos. De hecho, tan ineficiente fue su accionar, que estas piltrafas penetraron al PRD y terminaron expulsando a Obrador y a su círculo de la organización que fundó y apuntaló.

La estrategia de moneda de oro de Obrador no le ha redituado nada en las elecciones. En el 2006 cuando se perfilaba claramente como vencedor, la ultra-derecha lo desbarrancó con sendos videoescándalos de sus colaboradores y una campaña de miedo tóxica donde fue catalogado como “Peligro para México” que le arrancó más de 20 puntos porcentuales para ser derrotado por un traumático 0.43%. En 2012 fue desplazado por el obsceno compro del votante pobre y terminó aplastado por un diferencial de 6%; en este caso, lo más traumático fue que los campesinos, los adultos mayores y las mujeres votaron en su contra, los grupos a los que él más ha dedicado espacio.

Ahora viene lo más agrio de la bronca entre la izquierda indígena y el nacionalismo social. La gente allegada a Obrador y él mismo, culpan a la izquierda indígena de ambas derrotas electorales, pues el CNI en ambas elecciones denunció la infiltración de carroñeros en las filas del PRD. Así pues, culpan al mensajero y no al mensaje, que fue también entregado en privado hace decenas de años y desdeñado. Si hubieran escuchado al mensajero, el PRD no se hubiera enredado en videoescándalos, ni estaría envuelto en la brutal desaparición en Guerrero de los estudiantes de Ayotzinapa, o en el manejo de grupos paramilitares en Chiapas o la represión de profesores en Oaxaca y Michoacán. Obrador, en un acto de humildad debe reconocer que todas las advertencias públicas y privadas que el EZLN le hizo sobre sus malos compañeros de partido eran ciertas.

marichuy_en_campaña

Marichuy es vista con enorme desconfianza entre los círculos de élite del nacionalismo social hoy dividido a partes casi iguales entre el PRD y MORENA, ven manos negras del PRI atrás de Marichuy, pero son incapaces de estudiar y aprender de su propia descomposición.

Obrador será el candidato de ese nacionalismo social en el 2018 y nuevamente va en la punta de las encuestas. Así, los fantasmas de sus traumáticas derrotas regresan al ver que la izquierda anticapitalista indígena ya no sólo será un denunciante de las fallas estructurales de su estrategia, sino que es un potencial participante en la misma elección. Obrador ha calificado de “huevo de serpiente” al EZLN por su debacle en 2006. Aunque pronto reculó y celebró la decisión política del EZLN, los pregoneros de su nuevo partido político, MORENA, amplifican la estrategia de culpar a la izquierda indígena de las derrotas anteriores y de la que viene… ¡por adelantado!. No será culpa de la ausencia de programa político, no será la estrategia de la moneda de oro, no será la asociación con sectores reaccionarios, no será la absorción de basura de otros partidos políticos, no será la indefinición de Obrador ante temas cruciales como el narcotráfico y los impuestos… los culpables serán los indios, ya, desde ahorita. Andrés Manuel debe ser mejor que esto.

Lo urgente, lo importante y otra cosa.

Y así llegamos al inicio de la carrera presidencial 2018, con dos opciones anti-PRI fuertes, pero divididas. El EZLN lo vio venir y a través de sendo comunicado invita a reflexionar sobre lo Urgente y lo Importante. Obviamente, lo Urgente es eliminar políticamente al PRI, ese cáncer corruptor impositor del NeoLiberalismo en México. Y lo Importante es con qué se llenará ese vacío: otra vez con la derecha fallida que nos metió en la interminable NarcoGuerra, o regresar al nacionalismo social con Obrador y MORENA, o con una otra cosa, el Mandar Obedeciendo encarnado en Marichuy… y aquí es donde encuentro el punto más débil de la propuesta del CNI.

Había otra opción y el CNI-EZLN la conoce bien: el Congreso de la Unión. La dupla CNI-EZLN coordinó una de las campañas populares pacíficas más exitosas y propositivas de la historia de este país en el año 2001. Representantes del CNI, respaldados de un movimiento civil que no se había visto en décadas -y que no se ha repetido después- forzaron a que la voz de los indígenas se escuchara en sesión solemne en el Palacio de San Lázaro. Marichuy fue una de aquellas dignas oradoras.

comandanta_esther_2001

La pequeñita Comandanta Ramona se yergue enorme en la máxima tribuna de la nación, el Congreso retumba con su palabra verdadera en 2001. ¿Por qué el CNI-EZLN ahora ignora a la Cámara de Diputados? ¿cuestiones de seguridad, conservación de recursos, fatal omisión?

Dado que las candidaturas independientes están abiertas a todos los niveles de gobierno, muchos nos preguntamos ¿por qué Marichuy va sola?, ¿por qué no va acompañada de los cientos de talentosos miembros del CNI como potenciales diputados independientes?. Pensemos en la maravilla retórica, el papel dignificante de la política, el magnífico rol que hubiera jugado una bancada popular compuesta por los mejores representantes de los pueblos indígenas de México. No es mi imaginación, ya lo hicieron en el año 2001 en aquella sesión única del 28 de marzo, millones nos emocionamos al oír desde la tribuna parlamentaria a la Comandanta Esther del EZLN decir “LA PALABRA QUE TRAEMOS ES VERDADERA…“. ¡Qué maravillas hubieran logrado en 3 años!… Yo creo que el CNI fácilmente se hubiera hecho de 10 posiciones parlamentarias, que aunque minoritarias, su dignidad hubiera realmente hecho retumbar la tierra.

Entiendo que el municipio no le interese al CNI, ellos ya son gobierno en sus municipios, pero no logro entender por qué la dignificación del Congreso de la Unión con la palabra verdadera no entró en su ecuación, ese debió ser la verdadera “muy otra cosa” alternativa a lo Urgente y a lo Importante. Estoy abierto a que alguien me lo explique.

Entiendo lo provocador que es desenmascarar el racismo en el espectro político -le han llamado a Marichuy chacha, barrendera, india pata rajada-, entiendo la furia del CNI y su intención de ir por la máxima posición política del país, pero no entiendo por qué despreciar la oportunidad de ocupar otra vez a la máxima tribuna de la nación. No entiendo por qué colocar a una buena porción del electorado, no entre la espada y la pared, sino entre lo Urgente y lo Importante y no hacer palpable una tercera muy otra opción que rompa el macabro acertijo.

Marichuy está batallando en conseguir las firmas necesarias para postular la candidatura a pesar de que un impresionante 20% de encuestados afirmó que sí votaría por Marichuy (se espera que el ganador a duras penas pase del 30%). Los candidatos de la ultra-derecha están más avanzados gracias al apoyo económico de fuerzas oscuras; no está pues segura la posición de Marichuy en la carrera.

El próximo 28 de noviembre, Marichuy y el CNI avientan toda la carne al asador para juntar una buena porción de las firmas necesarias y aparecer en la boleta. Los actos de la próxima semana en Ciudad Universitaria y en los barrios combativos de la Ciudad de México -fieles reductos de los zapatistas- serán los que contestarán las preguntas, ¿lo logrará el CNI?, ¿ganará lo Urgente en lugar de lo Importante?.

Marichuy tiene ganado el corazón de muchos, su discurso es transparente, pero me temo mucho que el terror a otro sexenio de la derecha católica o del PRImen organizado, será demasiado para muchos mexicanos honestos. El trauma de victorias recientes de estos dos fantasmas políticos por unos cuantos votos hará que muchos de forma desconsolada voten por Obrador. No los culpo, lo urgente nos está tragando, la patria se nos va entre las manos a una velocidad impensable, son tiempos de soledad.

Y como siempre, falta lo que falta.

marichuy_en_camapña_2017

Marichuy recorre las comunidades indígenas de México, formando una organización de base, difundiendo los principios del CNI:  Servir y no servirse, Construir y no destruir, Representar y no suplantar, Convencer y no vencer, Obedecer y no mandar, Bajar y no subir, Proponer y no imponer.

 

 

 

Anuncios