De la Esperanza y la Navidad 2015

Posted on 26 diciembre, 2015

0


Pareciera que no hay mucho que celebrar, una casta corrupta nos gobierna y su noche no termina y cada día es más fría. La violencia y la pobreza pasean a sus anchas por la nación mexicana, y los que se atreven a dar la cara son desaparecidos, asesinados, o secuestrados en las cárceles. La mayoría se acostumbra a la zozobra y al mal vivir, intentando mantenerse lo más invisible a la tómbola de la muerte y lejos del depravado festín de los chacales.

Pero nos pueden quitar todo, menos la esperanza, y por ello vale la pena festejar la Navidad. Al igual que la vieja historia, estamos arrinconados y temerosos, buscando un refugio para descansar y recuperar fuerzas para otro día nuevo. Así de interminable debió haber parecido aquella noche para María, José y el recién nacido. Y así de luminoso debió ser el amanecer al día siguiente. Así será para nosotros.

El sol se asoma en el puño de las y los valientes estudiantes normalistas, profesores y jubilados que se plantan frente a las fuerzas represivas del NarcoEstado Mexicano que derrocha miles de millones en acabarlos. Se niegan a ceder sus derechos y rendir a la educación pública y gratuita ante la aplanadora neoliberal. Dos de ellos han sido asesinados por los chacales del NarcoEstado, los nombres de estos mártires son Claudio Castillo Peña y David Gemayel Ruíz. Más de 4 docenas de profesores y estudiantes normalistas pasaron esta Navidad en distintas cárceles de alta seguridad. Para las familias de los prisioneros, de los caídos, de los 43 normalistas que continúan desaparecidos bajo el manto de mentiras, en esta Navidad y ante el dolor por la ausencia de sus seres queridos, mi máximo respeto.

david_gemayel

El profesor David, asesinado en Chiapas por el NarcoEstado mientras defendía a la Constitución Mexicana

El sol se ve en los ojos de los estudiantes politécnicos que defendieron a principios de año esta icónica casa de estudios del embate Neoliberal. En los tejados de la comunidad de Cherán que se mantiene en pie y defendiendo su cultura y autonomía indígena. En los portafolios de los defensores de derechos humanos que con la ley en mano protegen migrantes y grupos vulnerables aún a riesgo de la vida propia. En el Maestro Toledo en Oaxaca que defiende los espacios verdes de su ciudad. Por los barrotes de las celdas de Nestora Salgado, Cemeí Verdía y el Dr. Mireles, prisioneros del ilegítimo NarcoEstado por defender a sus comunidades del narcotráfico. Y por supuesto, igual que hace 22 años, en un rincón de México sigue brillando al lado de la bandera mexicana una muy otra bandera que marca a un territorio liberado, la del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

claudio_castillo

El profesor jubilado Claudio Castillo, murió en Guerrero por los golpes que le dieron los policías federales mientras defendía a la educación pública y gratuita

En el mundo entero también se sufre y hace falta sol. La guerra en Siria ha dejado estampas conmovedoras de oscuridad y luminosidad. Pero el amanecer se observa en Grecia, Portugal, España, Dinamarca, Estados Unidos e Inglaterra que han visto el (re)nacimiento de partidos y movimientos políticos anti-neoliberalismo que darán batallas cruciales desde el corazón de las ciudades más poderosas contra esta enferma ideología para la que sólo el dinero cuenta. El movimiento anti-racista Black Lives Matter nos invita a recuperar nuestros barrios y a combatir su militarización, esta última una característica fundamental de la maldita ideología Neoliberal

Como dice la banda madrileña de Deshechos, hay quienes esperan que el sol salga y hay otros que lo empujan. Unámonos todas las fuerzas anti-NarcoEstado, veamos nuestros casos de éxito, veamos a los del mundo. Que todos den la batalla por el amanecer, desde MORENA, desde la calle, desde las autonomías, desde las universidades y desde los colectivos. Desde todas las rebeldías, que siempre dan la mejor cosecha, hay que empujar ya a ese sol, que el frío cala y la gente se muere en la calle.

Queridos Lectores del BlogChinaco En Resistencia:

Miles de visitas al blog y yo que no puedo mantener el paso. Mis propias batallas no me han dejado el tiempo de producir más posts. Y aún así, siguen viniendo y por ello, mil gracias. Gracias también por compartir los posts por Twitter, Facebook y otras redes sociales. Un gran abrazo a tod@s y a empujar a ese sol.

¡¡Feliz Navidad y combativo año 2016!!

P.D. Nos leeremos el año que entra, porque la lucha sigue y sigue y sigue…