La Desgracia Neoliberal de México (I): mother Fracking shit!

Posted on 1 agosto, 2014

1


venas abiertas

Una serie sobre los daños públicos y las ganancias privadas de la ideología neoliberal en México.

¡Vaya saturación mediática y días confusos se viven en México!. Las malas noticias se agolpan y se hace difícil saber cuál de todas empezar a atajar. El hecho es que está en marcha un saqueo terrible y caótico de los bienes públicos ideado por una élite que profesa una ideología llamada Neoliberalismo, en donde la libertad se logra a través de la acumulación individual de dinero a costa de lo que sea.

Se borran párrafos enteros de la Constitución por la que perdieron sus vidas un millón de mexicanos en la Revolución Mexicana. Que si la reforma de medios, que la educativa, que la electoral, que la energética, y de esta última que la del petróleo, que la de la electricidad, que la del gas… todas reformas destinadas a transformar la propiedad pública en ganancia privada, es decir, reformas neoliberales.

Por algún lado hay que empezar a entender este desastre. He decido de forma egoísta comenzar a destazar esta pesadilla neoliberal por el lado que me parece será el primero en golpear a mi familia. Este es el de la reforma energética, en especial lo que tiene que ver con la extracción de gas.

 

 Frack you.

Es increíble que a la Madre Naturaleza le haya tomado tanto tiempo hacer estos paisajes, para que en un momento llegue una compañía sin escrúpulos y destruya todo. Víctima del Fracking en USA. Del documental Gasland.

El 29 de julio de este año apareció la noticia que los diputados vendepatrias aprobaron, después de una pantomima de discusión, el uso de un método conocido comúnmente como “Fracking” para extraer gas del subsuelo. Cuando leí la nota, se me fue la sangre a los pies pues vivo en el Golfo de México, mi ciudad está arriba de la reserva de gas Maltrata en Oaxaca, una de las más ricas del mundo, estamos en el futuro territorio del Fracking.

s

El invasivo método de extracción de gas llamado Fracking, fue aprobado sin restricciones por la Cámara de Diputados. La casi solitaria oposición de la Diputada Gloria Saldaña (sosteniendo una botella de residuos de Fracking) fue insuficente.

Y es que a través de Facebook estoy inscrito a sitios de izquierda en Estados Unidos como El 98%, Elizabeth Warren o Cuentame!, y uno de sus principales campos de batalla es la oposición al método del Fracking que lleva más de una década devastando el campo en el vecino país.

El Fracking consiste en el arribo de centenas de camiones pesados a la zona de perforación, destrozan carreteras, traen ruido y aumentan la contaminación. Después, con cientos de químicos secretos y otros no tan secretos que causan cáncer o enfermedades neuronales, preparan millones (sí, millones) de litros de un coctel tóxico. Este coctel es inyectado a tan grandes presiones en el pozo, que las rocas del subsuelo se fracturan (de ahí el nombre de Fracking o fractura hidráulica en castellano) y comienzan a liberar el gas combustible que estaba atrapado por cientos de miles de años en su interior. En seguida, la presión del gas liberado arroja hacia afuera de forma violenta el coctel tóxico inyectado y atrás viene el gas que será deshidratado, comprimido y licuado en la superficie para ser enviado a través de redes de gasoductos hacia el multimillonario mercado de los combustibles. Finalmente, el líquido tóxico queda como recuerdo en lagunas al aire libre.

Una torre de Fracking se levanta sobre un campo para perforar el cotizado gas.

¿Suena invasivo?, ¿suena violento?… lo es. Es tan brutal y hay tantas dudas de las consecuencias que tiene, que en Francia e Irlanda está tajantemente prohibido. En casi toda Europa está en moratoria su aprobación al no estar demostrada su seguridad. Sólo tres países del mundo lo tienen totalmente permitido, y no es casualidad que sean los países más neoliberales del planeta: Inglaterra, Estados Unidos y Canadá, corrijo, son cuatro, ahora está México.

 

Malos vecinos.

En Canadá hay muy poca densidad de población y en Inglaterra el proceso está siendo revisado minuciosamente por las poderosas agencias de cuidado ambiental. Pero en Estados Unidos, donde las empresas no tienen ninguna contemplación por el medio ambiente, la tranquilidad de las comunidades o el respeto a la propiedad privada, se han devastado franjas enteras de pueblos pequeños y grandes ciudades.

s

Las protestas en los países con reservas de gas extraible por el método Fracking se extienden. Pueblo por pueblo toman carreteras, levantan demandas, algunos son exitosos, otros se hunden en el desastre del gas.

Las compañías gaseras que usan el Fracking en USA -y que serán las que llegarán a México- tienen la siguiente estrategia: hacen prospecciones masivas pero discretas, llegan a la comunidad donde descubrieron los ricos yacimientos de gas, enfrentan y confunden a los vecinos y con que convenzan a uno sólo de que les rente o venda un trozo de terreno a un jugoso precio, todos los demas se amuelan. Aunque el pozo en el exterior mida unos cuantos metros (20×20 m) las fracturas se extienden en el subsuelo por varios kilómetros. Así, el resto de los vecinos se tendrán que tragar el desfile de camiones pesados y su peste de motor, se tendrán que aguantar los temblores y ruido de las explosiones subterráneas a todas horas, se inhalarán los desechos volátiles del coctel tóxico, sufrirán la contaminación de gas combustible en sus mantos y vivirán rodeados de tanques industriales de gas combustible.

El proceso es tan nocivo para las comunidades, que incluso el Jefe Ejecutivo de Exxon, un tal Rex Tillerson demandó a otra compañia petrolera que deseaba construir una instalación de Fracking a un lado de su rancho en Texas, ¡qué cosas de estos neoliberales!.

 

s

Forth Worth, Texas, USA. Un complejo de pozos hechos con el Fracking invade un vecindario de las afueras de la ciudad. En el centro del complejo se observa la laguna de aguas tóxicas característica de estas explotaciones. Imagen obtenida de Google Maps.

 ¡Que agujeren todo!

Es como la pérdida de la inocencia, estás viviendo tu vidita y de repente… estás de frente pelando contra una gran coorporación. Víctima del Fracking en USA. Del reportaje The real costs of fracking in Texas.

Sólo basta un desgraciado que venda un cacho de tierra para que comience la orgía industrial, y eso es lo que aprobaron los diputados del Revolucionario Institucional y de Acción Nacional sin ninguna restricción. Y tampoco fue casualidad, México es el cuarto país del mundo con las más amplias reservas de gas subterráneo (gas Shale) de todo el maldito mundo. Estas reservas están situadas en toda la costa del Golfo de México y en la frontera con Texas (ver mapa al final). Así pues, desde el Congreso de la Unión gritan: ¡que agujeren todo!, ¡que las planicies de Tamaulipas y las selvas de Veracruz queden decoradas con miles de pozos de gas!, ¡que las ciudades de Oaxaca, Tabasco, Monterrey y San Luis Potosí estén rodeadas de lagunas tóxicas!, ¡no hay alternativas!.

Paisaje lunar de Rifle, Colorado, USA después de la industrialziación masiva del horizonte por la explotación gasera del Fracking. Cada hueco en el paisaje es un pozo. Imagen obtenida de Google Maps.

¿Parece catastrofista?. No lo es, si bien muchos se harán millonarios en las compañías extranjeras que vendrán a agujerar la Nación y entre los desgraciados mexicanos que venderán sus terrenos en la primera oleada de Fracking, el resto quedará a merced del desastre. El documental Gasland muestra el caos que dejaron los pozos derivados del Fracking en USA entre los desafortunados vecinos. Desde gastos inmensos de salud, pasando por agua contaminada con gas y tóxicos, hasta paisajes industriales patéticos. Este post está ilustrado con fotos actualizadas de Google Maps de los lugares mencionados en el documental.

s

La experiencia del Fracking en USA ha arrojado millonarias ganancias para las compañías petroleras, pero para la gente que ha tenido la desgracia de tener un pozo de gas al lado, sólo ha dejado pérdidas de valor en sus propiedades, accidentes e incertidumbre. Dale click para ver al historia de una zona habitacional de Texas arrasada por un pozo Fracking.

Usted, Querido Lector, ¿cree que la Secretaría de Medio Ambiente meterá las manos por la gente afectada por los pozos hechos por el Fracking?, ¿cree que algún juez ordenará reparar los daños causados a su salud, propiedad o familia por la explotación masiva del gas?, ¿cree que alguien del gobierno corrupto que tenemos pondrá en cintura a las devastadoras compañías gaseras?.

Así es el Neoliberalismo, a los sueños de la gente los convierte en dinero para los millonarios y los cínicos, y que se joda todo lo demás. Así es el Neoliberalismo, la ideología que destruye tu barrio, tu ciudad, tu país y tu mundo.

Postdata.

Recientemente, he comprado un terrenito en una colonia rodeada de cañaverales, hace dos semanas se comenzó a construir ahí una casa que será la más bella del mundo para mi, ahí quiero que crezcan mis hijas, ahí me gustaría envejecer con mi esposa, ahí estoy apostando todo mi capital… pero sólo basta que un inconsciente venda un pedazo de tierra en medio de los cañaverales para que todo se rompa y comience la depredación del gas. Como ya dije, así es el Neoliberalismo.

s

La maldición eterna del cuerno de la abundancia: los depósitos de Gas Shale de México.