¡Hazme rico, Luis!: los impuestos, el ingreso y otras pesadillas del capitalismo salvaje a la mexicana.

Posted on 14 enero, 2013

1


contrato_limosna

Los profetas del capitalismo salvaje han reencarnado en el Dr. Luis Videgaray, ese jóven priísta que funge como Secretario de Hacienda del botín llamado los Estados Unidos Mexicanos. El Dr. Videgaray es graduado en Economía con especialidad en Finanzas Públicas del Massachusetts Institute of Technology (el EmAiTi o MIT) y es el cerebro económico del tal Enrique Peña Nieto, el comprador oficial de la presidencia de la ya mencionada república.

Recientemente, el Dr. Videgaray ha dado unas interesantes declaraciones:

“Contribuir al gasto público es parte esencial de la definición de ciudadanía: quien tiene más tiene que contribuir más… y su objetivo último es la redistribución del ingreso y la redistribución de la riqueza.”

 El Dr. Videgaray no suena como un político emanado de un partido corrupto y represor tercermundista, suena más como un ministro francés socialista… ¿será bueno o será malo?. En Francía sería bueno, pero estamos en México.

El BlogChinaco hará un ejercicio de predicción económica, aunque los profetas del neoliberalismo nunca anuncian los detalles de sus planes por adelantado y no sabemos que es “tener más” o si la riqueza se redistribuirá para arriba o para abajo.

 El diagnóstico, ¡estúpido!.

Hasta las metas más ambiciosas se pueden lograr – si son lo suficientemente mediocres. Homero Simpson.

El problema con los profetas del capitalismo salvaje a la mexicana es su diagnóstico, ¿Qué país ven los profetas?.

El Dr. Videgaray ve a un país pujante, una máquina económica que es la 13era economía del mundo medida en Producto Interno Bruto (PIB), incluso ya el PIB per capita (del latín, por cabeza) es bastante respetable (10,000 dlls anuales), cercano a los países europeos más malitos. Además tiene una envidiable tasa de desempleo de apenas 3-5%. Pero esa es la visión MACROeconómica, ¿qué pasa por la calle?, ¿qué pasa en la MICROeconomía?.

a

El Dr. Videgaray no posee ni una pizca de la guapura de su jefe, pero es el que le va a meter la mano a los mexicanos.

El INEGI dice que el 50% de los trabajadores tienen un ingreso menor a 3 salarios mínimos, es decir de menos de 457 dólares al mes. El 20% de los trabajadores tienen un ingreso entre 3 y 5 salarios mínimos al mes, es decir hasta 750 dólares al mes. El 10% de los trabajadores mexicanos ganan entre 5 y 10 salarios mínimos o 750-1525 dlls y un 4% recibe ingresos superiores a los 1525 dlls. Adicionalmente, un 16% no recibe remuneración por su trabajo o no se tiene información de ellos. ¿Somos “ricos” o somos “pobres”?… pues depende de cuál sea el corte y con quién nos comparemos.

La primera forma sería comparándonos con nosotros mismos al saber cuántos productos básicos podemos comprar con estos ingresos. El indicador preferido para ello es la Canasta Básica que son los productos necesarios para no morirse de hambre, para poder llegar a tu centro de explotación laboral y para no apestar. En el año 2012 esta canasta costaba 2100 pesos (175 dlls) al mes por persona (no se ría querido lector, es en serio). Así, el 50% de los mexicanos sólo pueden mantener económicamente a sí mismos y a otra persona. Añada a gusto las carencias por cada hijo, abuela, enfermedad e imprevisto extra.

Si nos comparamos con otros países, nuestro ingreso es miserable. El promedio mundial de ingreso es de 1480 dlls mensuales, en México es de 600 dlls. Somos, en promedio dos veces más pobres que los demás trabajadores del mundo. Incluso China, el país más infame por explotación laboral ya ha rebasado a México por 50 dólares mensuales. Dado que los servicios extras como automóviles, medicinas, gasolina y aparatos están a precios internacionales, pues la situación es muy grave.

Las recetas del Dr. Videgaray.

pobreza_veracruz

En algún lugar de Tierra Blanca, Veracruz, unas niñas observan pasar al día en medio de calles de tierra, banquetas de lodo, árboles pelones y casas miserables. Nada es mentira, nada es verdad, todo es según el tamaño del incentivo fiscal.

Así pues, para el Dr. Videgaray el 50% de los mexicanos serían “pobres”, el 30% serían “clase media” y el 4% serían “ricos”. La realidad es que los “pobres” son “miserables”, los “clase media” son “pobres” y los “ricos” son “clase media”. Adicionalmente, 80mil personas o el 0.06% de los mexicanos son millonarios en dólares. México es el tercer lugar de los países del mundo con millonarios más acaudalados, incluido el hombre más rico del mundo, el magnate monopólico de las chafatelecomunicaciones: Don Carlos Slim (de Gortari).

El Dr. Videgaray no tomará ninguna medida para aumentar el ingreso de los trabajadores porque en el MIT le enseñaron que esto causaría una inflación apocalíptica y haría que los empresarios huyan a Guatemala. El no sabe que en Brasil se aumentó por decreto el salario mínimo en un 300% y 10 años después Brasil es la economía más pujante de Latinoamérica y la número 6 del mundo.

Lo que el Dr. Videgaray hará será redistribuir la riqueza de la clase media para ayudar a los pobres sin tocar a los ultraricos y mucho menos a sus corporaciones. El Dr. Videgaray no cobrará impuestos tomando en cuenta el número de individuos del hogar, ni tampoco cortará los subsidios ocultos de las corporaciones transnacionales (mal llamados incentivos fiscales) ni impondrá impuestos a las transacciones de especulación de la Bolsa de Valores. No, el Dr. Videgaray vendrá por la clase media.

 ¡Hazme rico, Luis!, méteme los impuestos.

Mi ingreso ya está publicado en el perfil de transparencia de mi trabajo así que no tengo empacho en hacerlo saber, gano 2100 dólares al mes, impuestos descontados. De tal forma… ¡estadísticamente soy un puto rico mexicano!. Me encuentro dentro del 4% de los mexicanos más ricos. Las interpretaciones estadísticas del Dr. Videgaray me han hecho rico y me va a meter los impuestos que se vienen, y no es albur.

ss

El 2% de los mexicanos más ricos poseen el 25% del ingreso, el 40% más pobre apenas posee el 13% del ingreso. La vida se va.

He vivido en EUA como parte de mi preparación profesional. Mi tasa impositiva en Estados Unidos era del 11%, aquí es del 20%, el doble, aún cuando gano lo mismo que allá. Allá estaba ligeramente por arriba del corte de pobreza, aquí soy estadísticamente rico. ¡He triunfado!, ¿he triunfado?… ¡claro que no!, estos son sólo síntomas de que ahora vivo en un país ridículamente desigual.

Realmente sólo soy un clase media mundial, mi capacidad de ahorro anual difícilmente llega al 3% de mi ingreso bruto, no tengo derecho a la jubilación ni al desempleo ni a la incapacidad, tengo fugas gruesísimas de capital al gastar en servicios privados que ya pagué con impuestos,  gasto seis canastas básicas al mes en tres personas sin comer caviar, y de no ser por prestamos familiares con 0% de tasa de interés jamás podría comprarme una casa de concreto.

El 2% más rico.

Carlos-Slim

El autor del BlogChinaco pertenece al 4% más rico del país, ahí no’mas varios millones de dólares átrás de Don Carlos Slim. ¿Por qué nunca me ha invitado a sus juntas el hombre más rico del mundo?, ¡si hasta compatriotas somos!.

El Dr. Videgaray en su faceta de progresista escandinavo tiene razón, todos debemos pagar impuestos y mientras mayor sea nuestro ingreso, más. Pero es urgente que reclasifique las tablas de riqueza en México y que detecte a los verdaderos ricos. Que se acaben los privilegios fiscales de las grandes corporaciones y magnates. Que se acabe la corrupción hacendaria. Que los servicios públicos sean útiles y que no tengamos que suplirlos con servicios privados pagando así, dos veces por lo mismo.

No es que no quiera pagar impuestos, pero no quiero subsidiar más al Sr. Slim o al Sr. Azcárraga-Jean ni a sus compañías. El día que los grandes y respetables empresarios paguen lo justo a sus trabajadores para que puedan vivir dignamente y que para ello disminuyan sus márgenes billonarios de ganancias, ese día pagaré impuestos con gusto. Mientras tanto Dr. Videgaray, antes de meternos los impuestos haga un diagnóstico de quién se está quedando con el dinero de los mexicanos.

Le doy una pista Dr. Videgaray: el 2% de los más ricos posee el 25% del ingreso, probablemente usted sea uno de ellos.

Anuncios