August Spies marchará de nuevo el Primero de Mayo de 2012 – Occupy May 1st en Estados Unidos.

Posted on 26 abril, 2012

0



“¡El momento llegará cuando nuestro silencio será más fuerte que las voces que estrangulan hoy!”

Grito de August Spies antes de ser ejecutado en Chicago bajo falsos cargos de conspiración (1887)

August Spies, inmigrante alemán y líder anarquista de los trabajadores en Chicago. Spies fue ejecutado en la horca por defender la jornada laboral de ocho horas.

Hubo un tiempo en que decir las palabras “derecho laboral” era un crimen. A finales del siglo XIX con el advenimiento de la industrialización salvaje, la explotación laboral estaba a la orden del día. En Estados Unidos, los trabajadores -muchos de ellos inmigrantes irlandeses y alemanes- se organizaron alrededor de la ideología anarquista para exigir mínimas condiciones dignas de trabajo, principalmente, una jornada laboral de ocho horas.

Los mártires de Chicago.

Así, el primero de mayo de 1886 comenzó una serie de huelgas y mítines para reivindicar la jornada laboral de ocho horas que se alargó por varios días ante la gran cantidad de obreros que movilizó. Así, el cuatro de mayo en la plaza Haymarket de Chicago, los provocadores armaron un zafarrancho que terminó en disturbios, bombas, balazos y la muerte de obreros y policías.

Los arrestados fueron varios líderes anarquistas. Después de un juicio amañado, George Engel, Adolf Fischer, Albert Parsons y August Spies fueron condenados a la muerte por horca y así fueron asesinados.

A partir de entonces, Los Mártires de Chicago fueron recordados por todo el mundo el primero de mayo, día que se ha convertido en el día de lucha por la defensa del trabajo y el trabajador… en todo el mundo, menos en Estados Unidos.

En Estados Unidos se recupera la memoria.

Los trabajadores internacionales de Estados Unidos vuelven a salir a las calles el primero de mayo de 2006 en Chicago.

Esta conmemoración fue olvidada en los Estados Unidos por más de un siglo, hasta el 2006 cuando los trabajadores migrantes ilegales, en su inmensa mayoría mexicanos, retomaron el primero de mayo y marcharon masivamente por todas las grandes ciudades de Estados Unidos exigiendo sus derechos.

Cada año han vuelto a salir y este 2012 ya no estarán solos. Debido a la terrible crisis económica que azota toda la nación del norte con desempleo, familias en la calle, las bancarrotas y el cinismo de los ricos, el pueblo trabajador norteamericano saldrá otra vez a la calle el primero de mayo.

Bajo la sombrilla del movimiento multiétnico y multicultural “Ocupa Todoslados”, miles y miles inundarán las calles de las ciudades de Babilonia con sus gritos de justicia y trabajo. Porque hoy, igual que en el siglo XIX, decir las palabras “derecho laboral” son un crimen para el capitalismo salvaje.

Los inmigrantes y el pueblo organizado en Estados Unidos se colocarán otra vez como hace 125 años a la vanguardia del movimiento en defensa del trabajo y el trabajador. Codo a codo, terminarán la frase de Parsons que quedó trunca por aquella cuerda que amarraron a su cuello “¡Déjeme hablar Sheriff Matson!, ¡que la voz del pueblo se escú…”.

Solidaridad total con los Ocupas.

Sindicaliza, Legaliza, Organiza.

Ocupa tu cerebro ¡y después al mundo!

¡Óraleeeeee!