La Buena Onda al poder -Josefina Vázquez Mota Presidenta-

Posted on 13 febrero, 2012

5


Chepina es al candidata de la derecha mexicana en 2012. Factor de aglutinamiento entre las facciones del Catolicismo Empresarial. Renovación de marca, nuevo envase del PAN.

Josefina Vázquez Mota es la candidata del Partido Acción Nacional (PAN) para las elecciones presidenciales 2012. Chepina le llaman sus seguidores. Chepina es una candidata que ha tenido mucho impulso desde que ganó la elección interna, especialmente explotando su condición de mujer. Pero, ¿cómo llegó Chepina a ser la candidata de la derecha?, ¿qué podemos esperar de Chepina de ganar las elecciones?. La historia tiene la respuesta.

Brevísima historia del Partido Acción Nacional.

El PAN se fundó en 1939 durante el cenit del Partido de la Revolución Mexicana (PRM) cuando al mando del General Lázaro Cárdenas se avanzaba a pasos gigantes hacia un socialismo a la mexicana. Educación, industria, arte, comercio, todo se movía con una sólida ideología nacionalista y laica. Esta atmósfera era sofocante para los intelectuales no ideologizados y para los derrotados de la revolución: empresarios, hacendados, jerarcas católicos, sobrevivientes cristeros y sectas apocalípticas.

El fundador del PAN, Manuel Gómez Morín, fue el paradigma de los intelectuales “libre pensadores”. Brillante economista, rector de la UNAM, pugnó por la guía de la no ideología, de la Acción Nacional, el movimiento por el país. Un contrapeso ante la avalancha homogenizadora de La Revolución. Pero la generación de intelectuales murió en los 70s.

La tumba de Manuel Gómez Morín, símbolo del extinto PAN, aquel ecuánime, neutro, de ciudadanía integral. Prehistoria de la política mexicana.

El PAN fue tomado por asalto por las otras dos facciones, las de los empresarios y los derrotados de la revolución. Estas dos facciones se fueron poco a poco mezclando para crear entes que traicionaron a Gómez Morín pues al final sí abrazaron a una ideología contradictoria: la ideología Católica Empresarial.

Gracias al hartazgo nacional contra el PRI (el hijo del PRM), en el 2000 el PAN accedió a la presidencia de México y lo hizo con un empresario católico llamado Vicente Fox. En 2006, el PAN volvió a ganar la presidencia con una dudosa victoria que colocó a Felipe Calderón, más moderado en cuanto a religión pero obscenamente agresivo en política. Todo este tiempo al PAN (y a su gobierno) se lo han estado disputado las diferentes facciones de empresarios, empresarios ultra-católicos y empresarios ultra-ultra-católicos.

Hoy, Chepina es la candidata que ha puesto concordia entre todos los gradientes del espectro Católico Empresarial. Pero más importante aún, dado que el PAN está desgastado entre escándalos de corrupción, ineptitud y una Guerra contra el Narco que ha dejado miles de muertos y no parece tener fin, Chepina surge como un producto novedoso . En las universidades privadas y en sus programas educativos de administración se enseña que cuando tu marca está gastada, no hay nada como una nueva presentación para renovarla. En este caso, una mujer como nuevo envase.

Dios mío, hazme viuda, por favor. Un viaje al cerebro de Chepina.

Chepina es egresada en economía de universidades privadas católicas (Ibero y Panamericana). Es una empresaria católica de pura cepa y su negocio original fue comercializar conferencias y un libro de superación personal llamado “Dios mío, hazme viuda, por favor”.

Así que queridos lectores, arriesgando lo que me queda de intelecto, por primera vez en mi vida –y última- leí un libro de superación. Me chuté completito “Dios mío…” en búsqueda de alguna virtud en Chepina…

El contenido va dirigido a las mujeres de clase alta pues lo que Chepina quiere ayudar a resolver son las siguientes frustraciones: “por qué mi marido no me saca los domingos” “contemplar las figuras en el fuego de la chimenea” “heredar tu empresa a tu hijo mayor” “dejar ganar a tu marido en el golf”, y similares. Chepina no conoce mucho el México real, donde la gente trabaja todos los días, no tiene casa con chimenea, mucho menos empresa y el golf es el modelo de carro de su patrón.

Códice mitológico de los promotores de La Buena Onda al poder.

Un capítulo llamó especialmente mi atención, se llama Mujer y Violencia. Ahí Chepina discute ampliamente muchas estadísticas de violencia contra la mujer de todas partes del mundo… menos de México. El libro fue escrito en 1999, para ese entonces la masacre de mujeres en Ciudad Juárez llevaba ya seis años desatada bajo el omiso auspicio del PAN. Chepina tiene muchas palabras de defensa para las mujeres árabes, pero ninguna para las mexicanas.

Algo muy notorio de su libro es que está escrito en la primera persona, yo yo yo yo. El “nosotros” es algo escaso en su libro. Chepina no piensa en colectivo, Chepina piensa en primera persona. Así lo refleja el pensamiento final de su libro que se llama “Yo quiero” donde se repite veinte veces que Yo quiero algo. Más claro ni el agua, Chepina proviene de la cultura empresarial donde el Yo suprime al Nosotros.

El libro de Chepina gira alrededor de tener el valor de elegir. Pero hay que preguntarse si antes de tener ese valor lo primero que hay que tener es la posibilidad de hacerlo. Esto no se toca en el libro pues parece ser malo para animar a la gente. Si te creíste la verborrea motivacional, cuando sales a la calle y te das cuenta que no puedes elegir, los mantras se van por el escusado.

Finalmente y de forma curiosa Chepina puede que sea la única feminista que no sustituye al “Hombre” por la “Humanidad”.

Antes de tener el valor de elegir hay que tener la posibilidad de hacerlo. Chepina: ¿Qué opciones puede tener esta niña?.

Algo positivo que puedo destacar es que el libro tiene muchas referencias en contra del autoracismo en México. Ahí sí le creo, ser mujer y ser morena de piel y triunfar con esas dos características dentro del Partido de la Misoginia y el Racismo Nacional, tuvo un gran mérito.

En conclusión, Chepina es una mujer completamente insertada en la ideología católica empresarial de la clase alta de esta nación. Como presidenta se esperaría entonces que La Buena Onda de “Dios mío…” y su visión de que todos pueden elegir gobernará a la nación. Coctel peligroso en un país donde La Buena Onda choca con La Amarga Realidad y la posibilidad de elegir para la inmensa mayoría de las mujeres y hombres es prácticamente nula.

Menos pobreza, menos ignorancia.

 Algún Chepinifilio podrá decir que Chepina ha madurado, que ya no es esa irredenta señora de clase alta.

Probablemente sea cierto. Chepina ha detectado recientemente que entre muchas cosas que sobran en México está la pobreza y la ignorancia. ¿Quién habrá sido el inepto, el omiso, el ineficaz, el responsable de que la pobreza y la ignorancia estén enquistados en México?. ¿Quién fue el Secretario de Desarrollo Social?. ¿Quién fue el Secretario de Educación?. ¿Quién?… fue Chepina.

El álbum fotográfico del CV de Chepina. Fue suya la Secretaría de Desarrollo Social, la Secretaría de Educación Pública, la oportunidad de desenquistar a la corrupta Elba Esther, la coordinación de diputados… las tenía, y las dejó ir. Doce largos años de nada.

Conocida sólo por su libro “Dios mío…”, Chepina fue llamada por Vicente Fox para ser titular de Desarrollo Social en el 2000, cargo que ocupó por seis años y donde logró aumentar el número de pobres en 6.6 millones de humanos para dejar un saldo de 53 millones en la pobreza, el 50% de la población nacional. Dada su alma empresarial esto debió ser un gran logro, hay que hacer que los números suban ¡siempre!.

Gracias a este gran desempeño, en el segundo sexenio PANista fue Secretaria de Educación por casi tres años durante los cuales fue incapaz de extirpar la corrupción de Elba Esther Gordillo y su banda de secuestradores del magisterio. Josefina huyó del problema abandonando a la educación para irse de coordinadora de diputados del PAN.

Durante sus pasos políticos de 12 años en el poder, Chepina aprendió algo: a controlar a las facciones de su partido. Desafortunadamente de México no aprendió mucho.

Chepina hoy hoy hoy.

¿Qué escribe Chepina 13 años después de “Dios mío…”. Me metí a su página de internet y en medio de cientos de fotografías de su sonrisa encontré su blog personal. Más Buena Onda y pocas propuestas a profundidad, muchos señalamientos de lo que está mal, pocos enunciados de por qué está mal, muchos menos de cómo resolverlo, ninguno de su responsabilidad.

Sólo vi una propuesta profunda y sólida… y no le va a gustar a tu cartera: “Una tasa única y menor a la actual del ISR reducirían los incentivos a prácticas de evasión y elusión fiscal, y las distorsiones entre los factores de la producción”. Chepina ahora sí habla de “nosotros”. Propone eliminar los impuestos de crecimiento gradual donde los más ricos pagan más que los pobres. Ella propone  que todos vamos a pagar lo mismo que Carlos Slim, el hombre más rico del mundo. ¿Y qué o quiénes son los factores de la producción?, sospecho que entre ellos está mi jubilación.

La otra propuesta más reciente de Chepina es una que le hizo a sus compañeros de partido “primero vamos a misa y después a votar”. Chepina es fiel a su ideología, la Católica Empresarial.

Chepina tiene razón.

Basta de sonrisas y simulaciones. Chepina ha sido actriz clave de los 12 años de gobiernos PANistas que nos tienen en esta larga noche de muerte, pobreza y sumisión.

Chepina dice que “México está preparado para tener una mujer en la presidencia”. Chepina tiene razón. A muchos nos gustaría ver a una mujer y además a una mujer del color de la raza en la Presidencia, pero eso no es suficiente.

Hace falta contenido, ser mujer y ser morena no son cualidades políticas, o como canta Tori Amos, no se puede engordar comiendo hoyos de donas.

P.D. Si te gustó  este post, te invito a leer los análisis de los otros dos candidatos a la presidencia para el 2012:

Orgasmatrón El Elegido -Enrique Peña Nieto Presidente-

Un viejo loco –Andrés Manuel López Obrador Presidente-