Orgasmatrón El Elegido -Enrique Peña Nieto Presidente-

Posted on 11 octubre, 2011

5


Es el último informe del Gobernador del Estado de México y están todos. La plana corruptora mayor goza de sus asientos acojinados. Emilio Chuayfett con sus manos llenas de sangre de indios de Acteal. Elba Esther Gordillo con sus bolsillos retacados de dinero de cuotas magisteriales. Diego Fernández de Cevallos y sus zapatos con los que pisotea la ley. Los narcogobernadores, los diputados perpetuos, la alta burocracia del PRImen Organizado, los mamadores del presupuesto. No falta nadie. Cuando es el momento, saltan y aplauden al unísono a su nuevo mesías.

Orgasmatrón El Elegido despierta sonrisas a su paso, especialmente de asesinos de indios como Emilio Chuaayfett, pseudosinidcalistas corruptos como Elba Esther Gordillo, y abogados multimillonarios como Fernández de Cevallos. La vieja oligarquía se une a la juventud y belleza de Peña Nieto.

Es El Elegido, es Orgasmatrón, es Enrique Peña Nieto. El que a bordo de un carro militar flanqueado por generales guiará al viejo Partido Revolucionario Institucional de regreso al Palacio Nacional en el 2012 .

Lemmy Kilmister, líder de la veterana banda Mötorhead, explica que Orgasmatrón El Elegido representa a las instituciones que explotan para sus propios fines el arcáico instinto humano de la “horda”. Esa ansia de pertenencia, ese deseo de obtener placer por los triunfos de nuestros autodenominados superiores, ese gusto por no pensar y por tragar los desechos del depredador mayor. Ansia, deseo y gusto que forman a un ente titánico llamado Orgasmatrón El Elegido. Él es Enrique Peña Nieto.

Enrique representa a la vieja oligarquía que controló los destinos de México por 70 años, de los cuales los últimos 30 años fueron una época oscura de masacres, de tortura, de crisis económicas, de saqueo, de elecciones robadas y de cinismo.

Pero los mexicanos parecen ya no acordarse. Y es que el truco está bien planeado. Si el PRI representa lo viejo, lo gangrenado, lo ineficaz. Entonces hay que maquillarlo y mostrar algo joven, algo brillante, algo eficiente. Hay que crear un Orgasmatrón, la máquina de satisfacción y placer para la horda.

Orgasmatrón es Joven.

Enrique es joven, apenas tiene 45 años y ya fue gobernador del estado más populoso de México. A pesar de su juventud, ya sufrió la muerte de su primera esposa y fue padre soltero de dos niños. Recién se casó en muy católicas y televisadas nupcias con una belleza de telenovela de los años 80s. Es guapo, blanco, atlético, de ojos grandes y abiertos, quijada varonil.

Gracias a que casi nunca se expone a entrevistas no pactadas, ni a reporteros incómodos, ni a auditorios hostiles siempre parece templado, nunca descuadrado, sólo alza ligeramente la voz para indicar que se acaben los aplausos. La única vez que se expuso a un reportero independiente, Enrique se mostró confundido, molesto, tartamudo, desconcentrado, ni siquiera pudo recordar el nombre de la enfermedad que mató a la madre de sus hijos.

Enrique sonríe incluso cuando olvida la causa de la muerte de su esposa. La simulación es su entrenamiento, credo y profesión.

Cuando esta en un set de televisión, Enrique da placer al verlo, y más aún cuando las preguntas son estúpidamente cómodas:

“¿Usted ha registrado que hay un movimiento en el PRI a su favor? Sin duda lo registro y además me siento alentado y comprometido con este movimiento.” ¿Qué sigue?… ¿Por qué está tan guapo?, ¿Cuál es su secreto?.

Es el líder de la horda desmemoriada, con hambre y sin educación. Es el líder de los que añoran el despilfarro del petróleo que ya no existe, la eliminación del mérito por el compadrazgo, la imposición sobre el consenso, la torta y el mitin en lugar de la ley y la justicia. Es Orgasmatrón El Elegido.

Orgasmatrón es eficiente.

O al menos así lo dice sus 800 millones de pesos gastados en 2010 en propaganda. ¿Por qué un maldito gobernante local compra tiempo aire nacional para anunciar sus informes de gobierno?. Es que Orgasmatrón no se puede contener en dar placer sólo a los locales, el país entero se tiene que excitar con él.

En una famosa muestra de propaganda y simulación, Enrique viaja a tempranas horas de la mañana en una camioneta último modelo con asientos de piel (pagada con nuestros impuestos). Todo es un montaje tipo cine mudo porque siempre pasa el mismo paisaje por la ventanilla. En fin, Orgasmatrón va platicando con un ente misterioso sobre su Pueblo, lleva la camisa arremangada como la gente de trabajo, el codo se recarga sobre un montón de carpetas y papeles que indica más trabajo, la iluminación resalta su hermoso perfil y habla con cara de compungido indicando que tiene un corazón más dulce que un pastel de tres leches.

El gobierno de la televisión. Enrique Peña Nieto desea transmitir la idea de que es un tipo trabajador, para ello muestra imágenes donde según viaja por Toluca mientras habla. En realidad está en un estudio y unos programadores colocan la misma imagen por la ventanilla. Simulación es su signo, motivación y sangre.

Seguramente Orgasmatrón no va viajando por el libramiento de Toluca, las uniones multicentímetros inacabadas en los puentes de esta obra más bien le harían pensar “ojalá estos putos hoyos no madreen los amortiguadores”. La transmisión de esta basura televisiva cuesta al erario público de 200 a 300 mil pesos por 30 segundos, dependiendo del horario. Dinero que va directamente a los bolsillos de los monopolios televisivos.

El caballo de batalla de Enrique es una lista de “600 compromisos” firmados ante notario. De estos 600 compromisos ninguno es una política pública, todos son obras (¿quiénes serán los dueños de las constructoras?) o apoyos. Un pozo aquí, un tractor allá, una escuela acullá. 600 compromisos para 15 millones de habitantes… me parece que hay un déficit de compromisos.

Obras y más obras, ínfimas o inacabadas, parches para paliar el dolor de la desordenada pseudoindustrialización del Estado de México. Así es el viejo PRI y así es el nuevo PRI, no tiene sustancia, sólo hace obras para maquillar la pobreza y la desigualdad. Obras que en pocos meses dejarán de ser funcionales dejando tras de si, baches, bombas quemadas, inundaciones, colonias a horas de distancia de los trabajos, trabajos a horas de distancia de las colonias, 50% de la población en la miseria absoluta presa de la delincuencia en los camiones, asesinatos de mujeres que viajan solas por oscuras calles a deshoras de la noche cuando salen de los trabajos miserables.

Orgasmatrón es puro.

No está gangrenado, es nuevo, nunca ha sido diputado federal por lo que no se le puede culpar de las más infames acciones del viejo PRI. Él no tuvo que ver con el Tratado de Libre Comercio, no tuvo que ver con el aval de la Narcoguerra, no subió los impuestos, no extorsionó a Fox ni Calderón por doce años como todos sus demás compañeros. Es puro.

Enrique Peña Nieto es puro, es Orgasmatrón. Su orgasmo represor sólo se ha expresado una vez en Atenco, sólo una vez. Quiten a esa bola de indios de la foto, no vayan a salpicar de sangre el bello vestido blanco de la novia. ¡Que quiten a los indios!. ¡¡Quiten a los pinches indios, carajo!!.

Tan sólo una vez fue un represor como sus antecesores priístas, sólo una vez un pueblo llamado Atenco se le rebeló, sólo una vez los encarceló, sólo una vez sus puercos les reventaron la cabeza con toletes, sólo una vez sus puercos violaron a las mujeres, sólo una vez se manchó las manos de sangre, sólo una vez no se arrepintió y gracias a su mano firme, sólo una vez enfrentó una rebelión. Tan sólo una vez fue un encubridor, a su tío Montiel, el anterior gobernador a quien se le descubrieron mansiones y cuentas millonarias. Sólo una vez no hubo ninguna investigación, sólo una vez fue corrupto como el viejo PRI.

Bajo su pureza muchos se han enriquecido, una máxima del PRI es “no me des compadre, sólo ponme donde haya”. Hacer políticas públicas justas es romper intereses, el PRI no rompe intereses, los crea. La horda espera una posición donde haya, aunque sean las migajas, pero que algo haya.

Su pureza causa placer a la horda. Sólo una vez robaremos, transaremos, extorsionaremos, secuestraremos, violaremos, desmembraremos, traficaremos, acribillaremos, decapitaremos. Sólo una vez. El mensaje es claro. Igual que Orgasmatrón sólo una vez lo haremos, al menos que seamos incomprendidos por los impuros que harán que más ocasiones sean necesarias.

Sintamos placer, unámonos a la horda de Orgasmatrón, gracias a su belleza y a su voz varonil, tal vez podamos cachar alguna migaja que caiga directamente de la boca de Carlos Salinas de Gortari.

Orgasmatrón El Elegido quiere ser presidente de México en 2012. No digas que nadie te advirtió.

P.D. Si te gustó  este post, te invito a leer los análisis de los otros dos candidatos a la presidencia para el 2012:

La Buena Onda al poder -Josefina Vázquez Mota Presidenta-

Un viejo loco –Andrés Manuel López Obrador Presidente-