White Mexicans I: Los Guachos.

Posted on 18 abril, 2011

3


Una serie sobre el racismo en México.

 

Marino mexicano. Piel morena, razgos indígenas.

Los Guachos o El ejército. Guacho es una palabra del idioma purépecha que significa “muchacho” pero que los mestizos usan despectivamente para referirse a los indios, a los ignorantes, a los niños traviesos. Su variante más famosa es la femenina: Las Guares.

La mayor parte de los miembros de tropa del ejército provienen de los estratos sociales más pobres del país. Indios sureños, oaxaqueños, guerrerenses, veracruzanos y chiapanecos entran al ejército como único medio de huir de la pobreza. No hablo de la pobreza que te hace usar el mismo par de zapatos tres días seguidos. No, hablo de la pobreza que te deja sin comer por días, la que te hace vivir a un lado de un drenaje, la que te quema los huesos de frío en las noches, la que te mata a tus hermanos menores de diarrea.

La tropa es movilizada del sur, hacia el centro y norte del país que es donde están la mayor parte de las líneas de combate. Estas zonas son habitadas por mestizos mexicanos, mitad indios y mitad españoles con un tono de piel más claro, y por lo tanto, la mayor parte de los sicarios de los cárteles norteños son mestizos. Los narcos mestizos llaman al ejército “los guachos” los indios que vienen del sur.

Pero por otra parte, no pocos soldados han descubierto que su entrenamiento militar es mejor redituado en el lado de El Narco y han desertado del ejército. Los soldados, antes olvidados en los peores rincones del país, han escalado social y económicamente al incorporarse como jefes de comandos de sicarios, hasta incluso a formar su propio cártel: Los Zetas o La Última Letra.

Malverde. Santo patrono de los narcos norteños. Prototipo de mexicano mestizo.

La Letra es un poderoso cártel dirigido por ex-militares de fuerzas especiales que controla casi todo el Golfo de México y que actualmente libra una guerra en los frentes de Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz y San Luis Potosí contra sus antiguos patrones, el CDG y sus aliados. Sus miembros son notoriamente más morenos y con fuertes acentos indígenas. Los norteños les llaman los “indoz” en los carteles que les clavan en la espalda con un picahielo.

Algunos soldados y federales también se han incorporado a los cárteles de mestizos, el legendario jefe de sicarios conocido como El Fuerte, es un guerrerense que está a cargo de los sicarios de Sinaloa. También está El Azul que formó su propio cartel en Morelos, el apodo de este último es porque es tan, pero tan moreno que su color no es café, ni negro, es azul.

 

Por favor visita las otras partes de esta serie sobre el racismo en México:

White Mexicans IV: una tarde de supremacía racial en el super.

White Mexicans III: La Caja Idiota… y racista.

White Mexicans II: La blancura del gabinete.

White Mexicans I: Los Guachos.

Posted in: Análisis, Historia