¡Pinchis Nakos! – un nahuatlismo a todo dar.

Posted on 13 abril, 2011

4


Hueles a garnacha, ¡que naco!.

Pinche prieto, ¡Que naco!

Eres un grosero, ¡Que NACO!

Indio pata rajada ¡QUE NACO!

Pero a todo esto, ¿qué es un naco?

Ilustración de un guerrillero chinaco a pie. Combatientes en las guerras de Independencia, contra los gringos y Napoleón II. Para saber más de las glorias, tácticas y características de los soldados chinacos visita a http://www.vozcharra.com/38698.

Según el gran y chingonsísimo maestro Carlos Montemayor, que en paz descanse, naco es un acortamiento de “chinaco” el cual es un nahuatlismo y significa “con el culo de fuera”. Esta palabra se hizo famosa durante la guerra de independencia de México. Las castas criollas y españolas que estaban en contra de la independencia usaron esta palabra para referirse despectivamente a los milicianos rebeldes que formaban las tropas de Hidalgo, después de Morelos y al final de Guerrero (1).

Los chinacos eran los indios con taparrabo, los negros insurrectos, los mestizos pobres, los blancos revoltosos, las viejas alborotadoras. El nako más famoso entonces fue El Pípila, aquel indio que inventó el chaleco antibalas y antorcha en mano quemó la puerta de la Alhóndiga de Granaditas en Guanajuato para después despanzurrar a todos los gachupines que estaban ahí escondidos. Por cierto, los neohistoriadores dicen que el Pípila no existió, Paco Ignacio Taibo II, un intelectual de verdad nos regala un recuento de la vida del Pípila en el fabuloso libro El Cura Hidalgo y sus Amigos (2).

Hoy en día los nakos son… pongámoslo con palabras académicas: “aquellos mexicanos que disfrutan públicamente de los excesos folklóricos de la cultura popular”. Es decir los mexicanos que están demasiado orgullosos de ser mexicanos y que además lo demuestran.

Si crees en la Virgen de Guadalupe, eres nako. Si comes tacos con la mano, eres nako. Si tu piel está prieta y tus ojos cafés, eres nako. Si hablas con un acento marcadamente indígena, eres nako. Si participas en las marchas para protestar, eres nako. Si te gusta el rock, eres nako. Si invocas a la chingada cuando te enojas, eres nako. Si usas ropa con motivos indígenas o muy coloridos, eres nako. Si eres pobre, eres nako. Si vas a escuelas públicas, eres nako. En pocas palabras, si no perteneces al estado de comportamiento aceptable de la alta sociedad, eres nako.

Sin embargo, en el Blog ChiNaco creemos que la nakedad no es otra cosa que la máxima expresión popular del continuo cultural de más de treinta siglos que hacen al mexicano un ser original en el mundo.

Los tacos han conquistado el mundo de la alta cocina mundial, ya no hablemos de otras comidas nakas como el chile, el mole, el aguacate y el nopal. Todo el Mundo goza comer tacos con la mano y además, de chuparse la salsa de los dedos al final.

Ilustración de lo nako y lo cool. Una es una palabra del náhuatl y el otro del inglés. Ejemplo de autorracismo (Gracias a gringomask.com por la mascarita).

Las mujeres mexi-nena- prietas están conquistado el mundo angloparlante, Eva Longoria, Jessica Alba e Yvonne Montero son superestrellas en Estados Unidos. En México, jamás o raramente saldrían en una telenovela, su color de piel sólo les aseguraría el estelar de criada.

Las ideas de autogestión y organización política de los zapatistas -nakos entre los nakos- están siendo aplicadas en todos los grupos de izquierda mundiales.

La música, la ropa, la comida, el fenotipo, la historia de nuestro país está causando sensación en el extranjero y es lo que nos distingue en el universo cultural de la humanidad. Pero en México nos seguimos avergonzando y usamos la palabra “nako” despectivamente.

Por eso en el Blog ChiNaco decimos:

Ser Nako es ser rebelde. Como dijeron los Botellita de Jerez, los rockeros mexi-nakos más chipocludos: Si todo lo mexicano es nako, y todo lo mexicano es chido, entonces verdad de Dios: todo lo nako es chido.

¡¡ÓRALE!!

1)      Montemayor C (Ed.) (2007) Diccionario de nahuatlismos en el español de México. UNAM

2)      Taibo PI (2007) El Cura Hidalgo y sus Amigos. Zeta.

Posted in: Historia